Una vez más: Capítulo 5: ¡Hey, beby! ¡Buu! (Parte2)

Relajada bajo el agua de la ducha tras un estresante día de estudios y trabajo, dudé en si ponerme mascarilla o no para el pelo, nunca lo hago pero llevaba unos días que necesitaba hidratarlo. Del pegote que vi en el bote, que no sabía desde cuando estaba eso ahí en la estantería de la ducha, espera un momento, ah sí, era de David, él y sus cremas, mamón.

Una vez más: Capítulo 2- Resaca.

“La vida es muy simple pero insistimos en hacerla complicada. -Confucio”. Dichosa cama de los demonios como se nota que es de las baratas y encima con muelles. No he podido pegar ojo ni tampoco descansar desde que el ladrido del perro de la vecina me ha desvelado. Los rayos del sol que se filtraban…