Una vez más: Capítulo 5: ¡Hey, beby! ¡Buu! (Parte2)

Relajada bajo el agua de la ducha tras un estresante día de estudios y trabajo, dudé en si ponerme mascarilla o no para el pelo, nunca lo hago pero llevaba unos días que necesitaba hidratarlo. Del pegote que vi en el bote, que no sabía desde cuando estaba eso ahí en la estantería de la ducha, espera un momento, ah sí, era de David, él y sus cremas, mamón.